A finales de octubre se terminarán las obras de adecuación del Castell de Sant Joan de Blanes, por valor de unos 130.000 €

El Ayuntamiento de Blanes tiene previsto poder tener listos a finales de octubre los últimos detalles que quedan por hacer del proyecto de mejora del Castell de Sant Joan. Para acabar de acotar los mismos, se ha hecho una reunión sobre el terreno con los cabezas de los operarios que las tendrán que llevar a cabo.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 129.727'46 €, financiados en parte con una subvención de la Diputación de Girona de € 44.053. Del total del coste del proyecto, la mayor parte del importe se destinó a los trabajos de mayor envergadura, que terminaron antes del verano. Se trata del nuevo cierre del acceso al recinto con una valla, así como diversas obras de reparación e iluminación y la limpieza de los grafitis que ensucian el entorno.
Ahora una de las actuaciones que quedan por hacer, entre otros, es el suministro e instalación de una fuente que estará situada en la parte de arriba del recinto, junto a las escaleras de acceso que hay en la parte frontal del Castillo de San Juan. Últimamente también se han hecho trabajos de cerrajería, como la instalación del pasamanos de la escalera principal, y la colocación de paneles informativos distribuidos en diferentes enclaves del recinto. El proyecto de adecuación ha sido diseñado por los arquitectos Marta Galí, Alba Folqué y Xavier Botet.
 

Cierre integrado con el paisaje

Si bien la instalación del cierre de acceso al recinto se ha visto necesario para preservar los actos vandálicos nocturnos, la preocupación también era que el impacto visual no fuera contraproducente respecto el paisaje que rodea el recinto. La solución adoptada consiste en una valla motorizada formada por un marco perimetral de acero corten y unos elementos verticales en forma L de chapa microperforada colocada en diferentes posiciones.
Esta chapa, también de acero corten, se utiliza para dar transparencia al conjunto, logrando así que no haya una gran afectación visual en el acceso. Por otra parte la valla incorpora una puerta corredera motorizada. Para dar un mayor punto de seguridad en todo el entorno y al cierre mismo, se han instalado dos cámaras de seguridad que controlan el acceso al recinto.

Por otra parte, el acceso principal donde está la zona de aparcamiento se ha instalado un panel donde se informa a los visitantes sobre el horario en que está abierta la valla. Este es diferente en función de la época del año: de abril a septiembre -coincidiendo con la temporada turística- se puede acceder desde las 6 de la mañana hasta las 11 de la noche, y el resto año -de enero a marzo y de octubre a diciembre- desde las 8 de la mañana hasta las 9 de la noche.
 

Otras mejoras realizadas en el entorno

La intervención global ha incluido la retirada de elementos existentes que habían quedado obsoletos o dañados, la recuperación de taludes vegetales disgregados por el paso del tiempo, especialmente en los puntos cercanos a los caminos de acceso al castillo y la consolidación de muros de piedra.

Respecto la iluminación, dado su mal estado, se ha optado por sustituirla en su totalidad colocando nuevas luminarias empotradas en los muros, nuevas balizas en el camino de acceso y la sustitución de los focos de iluminación de la torre por elementos instalados en el suelo. Todo con iluminación LED.

Otro de los puntos en los que se ha incidido especialmente es la limpieza de los grafitis que ensucian diversos elementos del entorno. El proyecto también ha contemplado la aplicación de un tratamiento de protección antigraffiti permanente o semi permanente en función del elemento.

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top