A licitación el servicio de comedores escolares en Vacarisses

El día 12 de mayo, el Ayuntamiento de Vacarisses celebró un pleno extraordinario a través de videoconferencia.
 
El único punto del orden del día, y que se aprobó por unanimidad, fue la propuesta de la concejala de Educación, Paola Moral, para aprobar el pliego de cláusulas del contrato de concesión del servicio de comedores escolares de los centros docentes públicos de Vacarisses, así como de las actividades de verano organizadas por el Ayuntamiento. La duración mínima del contrato será de 2 años, prorrogables a 3 años más.
 
La empresa ganadora de la licitación deberá cumplir una serie de prescripciones técnicas, como que los cereales y las legumbres sean ecológicos y ofrezcan al menos 1 vez a la semana; las frutas, verduras y hortalizas, frescas y de temporada, y el pan, fresco y artesanal. Estas condiciones ya aparecían en el contrato vigente hasta ahora, pero se han incorporado algunas novedades. Por ejemplo, dentro de la propuesta mensual de menús, seis de estos no deben incluir proteína animal en ninguno de los platos, además de limitar los fritos, gratinados y ahumados a 2 veces al mes.
 
En cuanto a los utensilios, se prohíben los desechables. En el caso de las servilletas, cada niño deberá llevar su casa. En cuanto a los productos de limpieza, el papel secamanos de cocina deberá ser de celulosa reciclada al 100%; las bolsas de basura, de colores correspondientes a las fracciones de la recogida selectiva, y no estarán permitidos los desinfectantes agresivos con el medio ambiente, como tampoco los insecticidas y el serrín.
 
La otra gran novedad del pliego aprobado ayer hace referencia al proyecto educativo que debe presentar la empresa que gestiona los comedores. Mientras que, hasta ahora, era común a las dos escuelas, la nueva licitación pide que se elaboren 2 de diferentes para adecuarse al proyecto específico de cada centro.
 
Aparte de estas prescripciones obligatorias, el Ayuntamiento de Vacarisses tendrá en cuenta otros criterios que puedan mejorar la propuesta inicial. Así, se tendrán en cuenta el uso de alimentos con certificación ecológica y de pescado fresco (una mejora introducida ya durante este curso y con muy buena acogida entre los niños), la gestión de cobro a usuarios / as a mes vencido, el uso de agua tratada con fuente de ósmosis remineralizada durante la comida, el equilibrio nutricional y la calidad de los menús, y la metodología y el programa de actividades educativas. Además, se valorará la aportación de una pieza de fruta por semana en las escuelas de primaria y de una chocolatada cada curso escolar, así como la aplicación de un descuento por cada hermano / a.
 
La concejala de Educación puntualizó que este pliego se había preparado antes de la crisis sanitaria actual y que, por tanto, habrá que ir revisando algunos aspectos según la evolución de la pandemia y las medidas tomadas por la Generalitat.

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top