Comienzan las obras del centro de limpieza del Eixample en el subsuelo del parque de Joan Miró

Ya están en marcha las obras del nuevo centro de limpieza del Eixample. El centro de limpieza de la Izquierda del Eixample tendrá capacidad para 290 operarios y 70 vehículos de servicio, que se ubicarán en un edificio de 3.556 metros cuadrados, eficiente energéticamente e integrado paisajísticamente en un espacio urbano consolidado, situado en el subsuelo del parque de Joan Miró. La construcción costará cerca de 9.700.000 euros, y se prevé que acabe en febrero de 2018.

El edificio soterrado de dos plantas y las instalaciones del nuevo parque de limpieza tendrá como uso principal el centro de limpieza y como usos secundarios, un aparcamiento y una zona de carga eléctrica para los vehículos de la flota de limpieza, una zona de gestión de residuos y un transferidor mecánico de contenedores, un depósito de aguas freáticas, un espacio de oficinas y logístico, vestuarios y una sala polivalente. Esta actuación se aprovecha también para dotar con un local nuevo la Asociación de Vecinos del Parque del Matadero, para renovar el espacio del personal de Espacios Verdes que cuida el parque de Joan Miró y para la nueva instalación de bombeo de la fuente ornamental Mujer y Pájaro.

Las obras previas han tenido un impacto sobre los elementos vegetales, siendo la zona menos arbolada del parque de Joan Miró. Por un lado, se ha trasladado el Jardín de la Biodiversidad, un espacio con un gran número de especies aromáticas que ahora se encuentra en la entrada del parque que hay en la calle de la Diputación, y por otro, para poder ejecutar la rampa de acceso al nuevo parque, se han retirado algunas palmeras, otras quince se han replantado dentro del mismo parque y diecisiete se han llevado al vivero municipal de Parques y Jardines.

Los centros de limpieza son espacios para el personal y también para el material móvil que se utiliza en las tareas de la limpieza viaria del espacio público y para hacer una primera compactación de los restos provenientes de la limpieza viaria (restos de la barrido y papeleras). Son equipamientos que deben estar cerca del territorio al que sirven para ser más eficientes, reducir costes y emisiones de CO2. Se ubican en el subsuelo, ya que no necesitan luz natural, y para que no ocasionen molestias al vecindario ni perturben mínimamente el paisaje urbano. El nuevo centro de limpieza del parque de Joan Miró se suma así a otros centros ejecutados en las mismas condiciones, como por ejemplo en Horta, bajo la avenida del Estatuto; o en Sant Gervasi, bajo el parque del Torrent del Maduixer.
 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top