Terrassa hará un polígono tecnológico y una rambla junto al cuarto cinturón

El Ayuntamiento aprueba parte del planeamiento en la franja norte con el objetivo de atraer 90 empresas tecnológicas.

El equipo de gobierno de Terrassa quiere dejar todo el planeamiento urbanístico atado porque cuando pase el periodo de crisis económica salga en posiciones de vanguardia en la creación de nuevos puestos de trabajos y la implantación de nuevas empresas. Aunque actualmente hay polígonos industriales de nueva creación con la planificación urbanística hecha desde hace años y aún por desarrollar, el consistorio ha apostado por sacar adelante el proyecto que cerrará la ciudad por el norte, aprobando el plan de mejora en torno al cuarto cinturón, que prevé la implantación de hasta 90 empresas tecnológicas y del sector terciario que permitirán crear unos 3.100 puestos de trabajo.

En concreto se trata de una franja de 26,7 hectáreas en paralelo al cuarto cinturón y que engloba los barrios de Can Roca, del Pla del Bon Aire y de Can Tusell y los polígonos industriales Norte y Can Petit. El consistorio no quiere esperar a que el Ministerio de Fomento termine de definir el trazado de la autovía orbital hasta Granollers para ejecutar el plan y ha decidido dividirlo en dos sectores para, como mínimo, poder tener el proyecto urbanístico y la reparcelación aprobados este año, y que durante el 2013 se puedan hacer obras y las empresas se puedan instalar.

El plan prevé destinar 187.213 m² a techo edificable con "edificios arquitectónicamente singulares" de hasta seis plantas de altura. La intención, añadió el teniente de alcalde de Planificación Urbanística y Territorio, Jordi Ballart, es que hagan las funciones de franja de protección acústica a los vecinos por el cuarto cinturón. El plan incluye la integración actual de la estructura viaria, la creación de una gran rambla, la eliminación de la línea eléctrica aérea de las avenidas Lacetània y Portugal y espacios para zonas verdes y equipamientos, aún por concretar.

El coste de la urbanización se sitúa en los 7,6 millones, que deberán asumir los propietarios de los terrenos, el 34% de los cuales son de Fomento.


"Muchas empresas quieren venir"

El desarrollo de la franja norte de Terrassa se enmarca dentro del proyecto del parque científico y tecnológico, conocido como Orbital 40, que nació en julio de 2010 gracias al acuerdo firmado con la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y el centro tecnológico Leitat. Actualmente hay 44 empresas adheridas a la iniciativa, algunas de las cuales están ubicadas en los terrenos del parque. El alcalde, Pere Navarro, calcula que todo el proyecto generará hasta 6.000 puestos de trabajo y admite que "hay muchas empresas y actividades que quieren venir", aunque de momento no se ha concretado ningún acuerdo en firme.


Fuente: El Punt Avui
 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top