700.000 Euros para ampliar aceras en Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona prohibirá a partir de la Semana Santa de 2012 el acceso del autobuses turísticos en la isla de calles que rodean la Sagrada Familia, limitada por Provença, Sardenya, Mallorca y Marina. Por otra parte, se ampliarán las aceras de las calles Marina y Sardenya entre Provenza y Mallorca hasta los 7,5 metros (las actuales tienen cinco).

Este plan llega después de que en los últimos años los problemas de movilidad hayan aumentado, en paralelo con el crecimiento de visitantes al templo de Antoni Gaudí. Esta conflictividad entre autobuses, turistas y vecinos llegó incluso a provocar un atropello con tres heridos graves a finales del pasado septiembre.

Una parte del plan contempla la ampliación de las aceras de la calle Marina y Cerdeña entre Provença y Mallorca, es decir, ante las fachadas del Nacimiento y de la Gloria de la Sagrada Familia. Las aceras llegarán a los 7,5 metros de anchura y se ganará lo que equivale a un carril de circulación de vehículos.

Armengol ha explicado que con esta medida lo que se pretende es ganar espacio para que los turistas puedan hacer cola y evitar que acaben bajando a la calzada, con el peligro que ello conlleva. De hecho, explicó que actualmente hay días en que ya se inhabilita un carril de tráfico por la acumulación de gente.

También se ampliarán los pasos de peatones para que más gente pueda cruzar la calle en cada fase semafórica en el tramo de Marina y Cerdeña entre las calles de Provença y la avenida Diagonal.

Por último, y con el objetivo de facilitar la movilidad de los turistas, el consistorio creará tres itinerarios para que los visitantes puedan desplazarse desde las nuevas ubicaciones de las paradas de los autobuses hasta el templo. Estos itinerarios supondrán la prohibición de estacionamiento para motocicletas en acera en Marina y Cerdeña y se controlará el espacio que ocupan las terrazas porque sólo ocupen los espacios libres que hay.



700.000 euros de presupuesto



El presupuesto para llevar a cabo este plan es de 700.000 euros, que mayoritariamente se destinarán a la ampliación de las aceras y algunas adecuaciones que se deben hacer en la plaza de la Hispanidad para poder establecer las paradas de los autobuses.

El concejal del Eixample ha explicado que el plan busca solucionar los problemas mejorando "la calidad de vida" de los vecinos y la movilidad de los turistas. Las medidas se aplicarán de manera progresiva y se espera que se puedan poner en marcha durante la Semana Santa del 2012.



Fuente: ACN

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top