La inversión crecerá un 35% en las cuentas de Sant Feliu

El nuevo presupuesto municipal de Sant Feliu de Guíxols para este año, de 27,16 millones de euros, se aprobó ayer con un consenso elevado. ICV y ERC se abstuvieron y TSF votó en contra con pocas críticas. La oposición sólo coincidieron en criticar que las cuentas se aprobaran en junio y TSF reclamó bonificaciones en el pago de tasas-sobre todo por el fuerte incremento del IBI-para familias con dificultades y algunos comercios.

La concejala de Hacienda, Dolores Ligero, anunció novedades en cuanto a las bonificaciones el próximo ejercicio. También se avino a impulsar un aparcamiento en régimen de concesión cerca de la fachada litoral-como urgió ERC-y a incluir algunas de las inversiones propuestas por los grupos, como la reforma del antiguo hospital, dentro de las obras a financiar el próximo PUOSC. En cuanto a la inversión, que crece un 35% respecto al año pasado para el impulso a la exposición Thyssen y el plan de barrios, Ligero dijo que se redactará el proyecto de ampliación y mejora del asilo Surís y respondió a las críticas de Carlos Motas (TSF) por el retraso de la reforma de la plaza de San Juan. Las obras se iniciarán después del verano, y dijo que no se hicieron el año pasado porque sólo había dinero para trasladar el transformador eléctrico, pero no para completar la reurbanización.

El alcalde, Joan Alfons Albó, justificó que el retraso en la tramitación de las cuentas "ha permitido afinar", recortar el coste de algunos contratos y ajustar las retribuciones de la plantilla, por lo que se ahorrarán un 21% respecto al final del ejercicio 2011. En cuanto a las quejas por el servicio de limpieza y basura, que cuesta cerca de 4 millones anuales, Albó prometió cambios y no descartó rescindirlo. "El concejal del área está acumulando informes y actas de inspección" sobre el funcionamiento de la recogida de residuos y la limpieza viaria, explicó el alcalde. Y con toda la información quieren hacer cambios en los horarios y rutas: "No tiene sentido que limpiamos menos una noche de sábado en agosto que una de martes en febrero", ejemplificó Albó.


TSF quiere anular la creación de la Vicealcaldía

La segunda aprobación de la figura de la Vicealcaldía, con la enmienda del ROM y del presupuesto del año pasado, dio paso a los dos puntos más largos del debate político. TSF se felicitó de que el gobierno "rectificara", pero Motas insistió en que volver a aprobar los dos puntos que el grupo había impugnado no era la solución, porque "habría que anular los acuerdos tomados el año pasado y volver a aprobar "con posterioridad. El vicealcalde, Pere Albó, tendió la mano a TSF para "encontrar una solución de consenso" y les recordó que renunciará al sueldo a final de este mes, pero Motas instó CiU y el PSC a dar el paso de negociar políticamente para retirar los contenciosos. Al final TSF votó en contra y Albó se lo reprochó: "Nos dicen que estamos rectificando y se oponen; eso no lo entiende nadie."


Fuente: El Punt Avui

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top