El Plan de Movilidad Urbana de Lleida prevé invertir unos 5 millones de euros durante los próximos 6 años

La Comisión de Urbanismo, Medio Ambiente, Movilidad y Territorio del Ayuntamiento de Lleida ha dado luz verde al Plan de Movilidad Urbana, que prevé una inversión de cerca de cinco millones de euros hasta 2017. Este estudio es un instrumento importante de planificación que permitirá orientar las actuaciones estratégicas para conseguir una movilidad más segura, más confortable y, en definitiva, más sostenible en la ciudad de Lleida. Entre otras actuaciones, el plan prevé la redacción de un estudio para redistribuir y reestructurar las líneas actuales de bus urbano para hacerlas más efectivas, mejorar la movilidad en bicicleta por la ciudad y una apuesta por hacer más accesible la ciudad para los peatones.

El documento definitivo sobre el Plan de Movilidad se ha obtenido tras meses de recogida de datos con un largo proceso de participación ciudadana -en la que participaron 37 entidades y 680 particulares-. Así, la memoria del estudio prevé una serie de actuaciones destinadas a hacer más segura y sostenible la ciudad de Lleida y mejorar la movilidad. En este sentido, la Paeria trabajará en la eficiencia de la red del transporte público, haciendo un estudio para redistribuir y reestructurar las líneas de autobús actuales para que sean más efectivas, así como en mejorar la movilidad en bicicleta y seguir apostando por hacer más accesible la ciudad a pie con la vialización de más calles y plazas de la ciudad.

Con estos objetivos, la primera teniente de alcalde, Marta Camps, explicó que el Ayuntamiento de Lleida prevé reducir en los próximos 6 años un 6% los desplazamientos en vehículo privado a la ciudad y, de esta manera, aumentar los usuarios del transporte público, a pie o en bicicleta que actualmente representan el 55% de los desplazamientos que se hacen en Lleida. En este sentido, destacó que cada día se hacen en la capital del Segriá 566.000 desplazamientos, más de la mitad de ellos en transporte público o modos no motorizados. Así, en los últimos años el crecimiento de la movilidad a pie y en bicicleta ha sido del 14,9% y en transporte público el 18,6%, por tanto, mucho más que el vehículo privado que ha crecido cerca de un 4 %, explicó Campos.

El Plan de Movilidad Urbana ha consensuado 22 objetivos y 86 propuestas en base a la diagnosis técnica, el proceso de participación ciudadana y las aportaciones de diferentes grupos políticos. Para controlar su correcta aplicación se han creado 58 indicadores de seguimiento anual. Se trata de variables tanto cualitativas como cuantitativas que permitirán valorar la progresiva implantación del Plan.


Sube un 9,16% la tarifa del agua y el servicio de bus, un 4,60% de media

La Comisión de Urbanismo también ha aprobado, con los votos favorables de PSC y CiU y la abstención del PP, la modificación de las tarifas para 2012 del servicio de abastecimiento y saneamiento del agua y las del servicio de transporte urbano de viajeros, así como el acuerdo de colaboración del proceso de transición de títulos propios del Ayuntamiento de Lleida a los títulos del sistema tarifario integrado en el Consorcio del transporte público del Área de Lleida.

Por un lado, se aplica una actualización de los costes que repercute en un incremento del 9,16% en la tarifa del agua, que pasa a ser una media de 0,44 euros/m3. Camps ha justificado el aumento por la implementación de la red que ha hecho los últimos cinco años (un 23% más), además de una serie de inversiones que se han hecho por valor de más de 30 millones de euros y por la subida del precio a mediados del próximo año que la Paeria paga a la “Mancomunitat de Pinyana”. La teniente de alcalde, sin embargo, remarcó que a pesar de la subida, las tarifas del agua en la ciudad de Lleida Lleida paga un 45% menos que la media de la demarcación de Lleida, un 67% menos que la media catalana y un 52% por debajo de la media estatal.

En relación a las tarifas del servicio del transporte público, el incremento medio para 2012 será del 4,60%, ya que se congelan las tarifas de la T-Nostra A y B, la T-Joven y la T-Estudiante, y el billete sencillo aumenta un 10% y pasará a costar 1,10 euros. Sin embargo, Camps ha remarcado que no se trata sólo de un cambio en las tarifas sino de un cambio de modelo y de gestión en el transporte público, ya que el servicio de la capital del Segriá se integra plenamente en el transporte metropolitano del Área de Lleida de la ATM, cambio que, según Camps potenciará el usuario habitual del servicio. Así, desaparece a partir del  1 de febrero la tarjeta T-10 de Lleida, que se podía recargar y utilizar los 10 viajes durante todo el año, ya partir de ahora tendrán que utilizar las tarjetas de los títulos integrados de la ATM.


Fuente: ACN

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top