Siete ayuntamientos del Ripollès estudiarán los gastos en energía para ahorrar recursos económicos

Entre otros, se prevé controlar los excesos de potencia contratada o si se establece o no controles horarios en alumbrado público.

Los alcaldes de Campdevànol, Molló, Ribes, Ripoll, Sant Joan de les Abadesses, Setcases y Vallfogona del Ripollès han firmado este jueves en Llanars un convenio con la Asociación Leader Ripollès que los dotará de un Punto de InfoEnergia. El proyecto proporcionará asistencia técnica para analizar y actuar sobre la gestión energética con el objetivo de incidir en el ahorro y ser más eficientes. El estudio, entre otros, controlará los excesos de potencia contratada o si se establece o no controles horarios en alumbrado público. El punto ya hace unos meses que funciona y las cifras obtenidas hasta el momento apuntan a que municipios como Ripoll podrían ahorrar un 5% de la factura mientras que otros llegarían al 15%.

El presidente de la Asociación Leader del Ripolllès Ges Bisaura, Miquel Rovira, ha destacado la labor del Punto de InfoEnergia porque quiere convertirse en un gestor de consumos "no sólo eléctricos, sino también de agua y de combustible". Rovira, además, también ha sensato "la importancia que tiene que todos los ayuntamientos trabajen conjuntamente para conseguir posibilitar el ahorro energético".

Por su parte, el jefe de la división de Relaciones Externas del Instituto Catalán de Energía, Juanjo Escobar, señaló que la gestión energética para conseguir que los ayuntamientos ahorren "debe ser un espejo" por el sector privado.

Durante el acto, la técnica del Punto de InfoEnergia del Ripollès, Carina Creixans, ha dado a conocer los resultados de los nueve primeros meses de trabajo que ha empezado a establecer con algunos ayuntamientos como Ripoll, Sant Joan de les Abadesses, Campdevànol , Ribes de Freser y Vallfogona del Ripollès. Creixans ha explicado que la principal tarea ha sido de contabilidad energética, con la revisión de pólizas contratadas por cada Ayuntamiento de los últimos dos años y la entrada de datos a un programa para identificar los centros consumidores y ayudar a determinar si las contrataciones con las diferentes compañías eran correctas o no.

Además, también se ha empezado a hacer un inventariado de los puntos de luz y otros centros consumidores municipales y se ha establecido un diagnóstico y se ha elaborado propuestas para reducir el consumo de los ayuntamientos a corto plazo.

Según la técnica, los principales errores detectados han sido de cálculo de la propia compañía, la no discriminación horaria en el alumbrado público, teniendo en cuenta que una correcta aplicación puede suponer el ahorro de hasta un 41% en un sola póliza, excesos o déficits de potencia contratada o proporciones inadecuadas entre el coste de la energía y la potencia.

A modo de ejemplo, Creixans explicó que sólo haciendo correcciones sobre estos errores, sin aplicar aún medidas de ahorro, se ha conseguido en Ripoll un ahorro de casi 1500 euros en la factura mensual. En cuanto a las estimaciones de ahorro anual en la facturación eléctrica de San Juan de las Abadesas y Campdevànol con la corrección de los errores detectados se estima un ahorro que ronda el 13%, mientras que en Ribes de Freser, donde ya se estaban aplicando medidas correctivas, sería de un 5%.

Aunque este jueves han sido siete los ayuntamientos que han firmado el convenio, los municipios de Campelles, Sant Pau de Segúries, Llanars, Ogassa y Planoles se adhirieron próximamente una vez el proyecto se haya aprobado a través del pleno.
 

El ahorro de Llanars gracias a la biomasa

El municipio de Llanars es el primer pueblo del Ripollès que ha puesto en marcha una red de calor (District Heating), con una caldera de biomasa de 133 Kw de potencia que, a través de una red de distribución, calienta tres equipamientos municipales. Así, el Ayuntamiento, la escuela y la cooperativa reciben calor a través de la caldera situada en el centro del casco urbano.

El alcalde de Llanars ha enseñado la red a los diferentes alcaldes firmantes del convenni y explicó el gran ahorro que supone para el municipio, al margen de la disminución del impacto ambiental. Con la puesta en marcha de la caldera, Llanars ha pasado de pagar trece euros por Kw / hora a tres. Con todo, sin embargo, la cifra aún disminuirá más cuando se utilice astilla proveniente de los bosques propiedad del municipio.

Aparte de la caldera de Llanars, Ripollès tiene en funcionamiento calderas municipales en Planoles, Ribes de Freser, Vallfogona de Ripollès y Ripoll. Campdevànol instalará una próximamente y se espera poder poner en marcha siete más en los próximos años. Fuente: ACN

VER VIDEO DEL ACTO

SIGNATURA DELS CONVENIS DEL PUNT INFOENERGIA-VALLDECAMPRODONTV.COM from web3.0tv on Vimeo.


 

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top