Delegan la gestión del rechazo o fracción resto al Consejo Comarcal

Cervià de Ter ha delegado en el Consejo Comarcal del Gironès el servicio de transporte y el tratamiento del rechazo y la fracción orgánica de los residuos municipales. El consistorio cervianenc ahorra así una fuerte inversión económica para mejorar el terreno de la ACA donde, hasta el mes pasado, se acumulaba el rechazo antes de trasladarlo a Solius. Hay once contenedores de recogida en Cervià. El equipo de gobierno prevé delegar en una empresa el servicio municipal de agua potable, según dice la alcaldesa, Roser Estañol (CiU).

Fuente: El Punt Avui

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top