El AMB y la CCMA impulsan la creación de nuevos puntos de recarga de vehículos eléctricos para los trabajadores del centro de la corporación en Sant Joan Despí

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), ente que gestiona TV3 y Cataluña Radio, han firmado un convenio de colaboración público-privada a través del cual se quiere incentivar el uso de vehículos eléctricos entre la plantilla del centro de trabajo de la CCMA en Sant Joan Despí, donde actualmente trabajan unas 1.500 personas. Antoni Poveda, vicepresidente de Movilidad y Transporte de la AMB, y Andrés Martínez, director de Estrategia Corporativa y de Recursos Humanos de la CCMA, han ratificado el acuerdo, mediante el cual las dos organizaciones trabajarán para fomentar la movilidad sostenible y extender el uso de este tipo de vehículos no contaminantes, con el objetivo final de reducir la contaminación atmosférica y mejorar la calidad del aire de la metrópolis.

Fruto de este acuerdo, el AMB financiará, mediante una subvención de 30.000 €, la instalación de tres equipos con seis puntos de recarga lenta de vehículos eléctricos en el aparcamiento de los trabajadores de la CCMA en Sant Joan Despí. Estas nuevas infraestructuras, que se prevé que estén en funcionamiento hacia el mes de octubre, garantizarán el suministro de energía eléctrica a los trabajadores que opten por un vehículo eléctrico como modo de transporte para acceder a su puesto de trabajo. 


Movilidad sostenible en los grandes centros de Trabajo

Con esta estrategia, el AMB da un paso más en la instalación de infraestructuras para el vehículo eléctrico. "Buscamos actuar sobre la movilidad en los grandes centros de trabajo y en las grandes empresas, que a menudo cuentan con una numerosa flota de vehículos y un número importante de trabajadores que se desplazan en vehículo propio y, por tanto, son focos principales de contaminación", ha explicó Antoni Poveda, recordando el impacto directo que las emisiones de CO2, óxidos de nitrógeno y partículas finas tienen en la calidad del aire y en la salud de las personas.

Esta prueba piloto "tiene el objetivo de servir de modelo a las empresas sobre cómo implantar una movilidad más sostenible en los polígonos de actividad económica", añadió Poveda. "No es exclusiva, abre la puerta a la posibilidad de acuerdos futuros con diferentes actores públicos y privados, empresas y corporaciones", destacó Poveda, extendiendo la mano a posibles interesados futuros. Por otra parte, también permite difundir los beneficios del vehículo eléctrico entre los trabajadores y usuarios futuros.

Una vez puestos en marcha, la gestión y el mantenimiento de los puntos de recarga estará a cargo de la CCMA. Durante el primer año, el costo de la energía también lo asumirá la Corporación.
 
Por otra parte, según el convenio, la CCMA se compromete a analizar el proceso para una sustitución progresiva de los vehículos de la flota corporativa con motor de combustión por vehículos eléctricos o energéticamente más eficientes (vehículos híbridos o con gas natural) y a promover la movilidad eléctrica entre sus trabajadores, así como la información de servicio público que corresponda sobre acciones en materia de movilidad eléctrica. "Por parte de la Corporación, estamos agradecidos de formar parte de este proyecto del AMB, porque estamos comprometidos con los valores de sostenibilidad y de respeto por el medio ambiente. Además, como empresa pública, tenemos la obligación de adelantarnos a explorar opciones de fomento del uso de vehículos no contaminantes, como esta prueba piloto" explica Andrés Martínez.


Estrategia metropolitana de impulso del vehículo eléctrico

Este convenio amplía el proyecto de la AMB de instalar, en colaboración con los ayuntamientos y con varias empresas del sector privado, una red de 10 puntos de recarga rápida, o "electrolineras", repartidos por todo el territorio metropolitano. Dos electrolineras, una en el Prat de Llobregat y otra en Cornellà de Llobregat, ya están en funcionamiento. El resto, hasta diez, se instalarán durante el último trimestre de este año. A esta décima se suman a las que ya existen en Barcelona. "A final de año tendremos cerca de 30 electrolineras repartidas por toda el área metropolitana de Barcelona", explicó Poveda.
 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top