El Ayuntamiento de Cornellà establece los nuevos pilares de la política local de vivienda para adaptarla a las nuevas necesidades sociales

El Ayuntamiento de Cornellà ha aprobado unas directrices para asentar la política local en materia de vivienda, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades residenciales de la ciudadanía surgidas a raíz de la crisis económica de los últimos años y que han provocado un contexto marcado por los desahucios, la falta de recursos para políticas sectoriales de vivienda y las limitaciones de la ciudadanía al acceso a una vivienda digna por la precariedad laboral y la brecha social generada.

Con este escenario, el Ayuntamiento impulsará la vivienda social a partir tanto del fomento del alquiler asequible como de vivienda protegida. Para hacerlo colaborará con el resto de administraciones y más concretamente con el nuevo Operador Metropolitano de Vivienda Pública para poder crear un parque público de vivienda de alquiler en la ciudad, implantando nuevos programas de rehabilitación en los barrios y manteniendo las políticas de creación de suelo, facilitando la construcción de vivienda con diferentes calificaciones y diferentes regímenes de protección.

El documento aprobado contempla cuatro grandes ejes de actuación:

- Acceso y uso adecuado de las viviendas asequibles y de alquiler
- Promoción y calificación de viviendas protegidas
- Fomento de la rehabilitación y mejora del parque residencial
- Gestión del patrimonio de suelo urbanizado

Vivienda social de alquiler

Respecto a la vivienda social de alquiler se prevé destinar suelo al Operador Metropolitano de Vivienda Pública, que construirá y explotará edificios destinados a vivienda asequible, aplicando un mismo modelo para la selección de los inquilinos y la regulación de sus relaciones para con la propiedad. Aglutinante, bajo una misma estructura, la mayor parte de las promociones que se quieren destinar a vivienda asequible, sea en régimen de venta o alquiler. El nuevo documento recoge la promoción de vivienda de alquiler en las nuevas áreas de transformación urbana, con el objetivo de que tanto la administración como los promotores privados construyan viviendas destinadas a alquiler social, promoviendo medidas e incentivos que lo faciliten.

Asimismo, se trabajará en la línea de promociones mixtas, por lo que la venta de vivienda protegida y concertada aporte financiación a la construcción del dotacional o social de alquiler. El objetivo del Ayuntamiento es poder llegar a contar con un parque de hasta 400 viviendas destinadas a alquiler social.

En Cornellà, hace tiempo que se está trabajando en la generación de un parque de viviendas protegidas y asequibles y también en la gestión de la bolsa de alquiler mediante la Oficina Local de Vivienda. También se prevé que esta oficina pueda gestionar las futuras bolsas jóvenes, la Bolsa de Alquiler Social, de subvención municipal, la mediación en el mercado para inquilinos asignados por la mesa de emergencia social, intermediación hipotecaria, así como la gestión de la bolsa de viviendas de la Agencia Catalana de la Vivienda en nuestra ciudad.

Asimismo, se continuará desarrollando la Ordenanza Municipal sobre viviendas vacías, que regula el sistema de sanciones para grandes tenedores de viviendas vacías, para que los destinen a alquiler social para personas del municipio en situación de vulnerabilidad.
 

Promoción y calificación de viviendas protegidas

Es pretende utilizar el Planeamiento vigente y el PAUM que distribuyen las reservas de vivienda protegida, concertado y dotacional de manera homogénea en el territorio, buscando especiales áreas de reserva en los ámbitos de crecimiento de la ciudad. El objetivo municipal en este apartado será redefinir los planeamientos urbanísticos actuales y futuros para poder tener una reserva de suelo destinado a vivienda con diferentes calificaciones y diferentes regímenes de protección.
 

Fomento de la rehabilitación y mejora del parque residencial

Otro de los sectores de especial incidencia en este proyecto será el que hace referencia a la rehabilitación y mejora del parque residencial en áreas consolidadas donde la única opción de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía pasa por la rehabilitación de los edificios.

Se pretende fomentar la rehabilitación de los bloques de los años 60-70, la rehabilitación del parque de viviendas de alquiler, el mantenimiento de los programas destinados a mejoras en los bloques de viviendas y actuaciones municipales en materia económica y fiscal. El objetivo es desarrollar programas de ayudas a comunidades en base al tipo de obra y las mejoras medioambientales y de accesibilidad que generen u otros aspectos como el mantenimiento de programas específicos para barrios, con la puesta en marcha del Programa de Rehabilitación Integral, que abordará en primera instancia edificios del barrio de San Ildefonso.
También se impulsarán sistemas como la granja urbana, consistente en crear mecanismos para incorporar al mercado viviendas que actualmente no reúnen las condiciones de habitabilidad, y establecer protocolos de manera que el coste de rehabilitación se integre en las deducciones a la renta o la ampliación de los plazos.
 

La gestión del patrimonio de suelo urbanizado

El documento recoge también la búsqueda de mecanismos de ventas diferidas, compartidas y gestionadas que permitan la real construcción de los derechos urbanísticos asignados al tipo de vivienda protegida, el estudio de procedimiento para el abaratamiento del valor del suelo y el impulso de los programas que permitan una reserva mínima de viviendas destinadas a rentas sociales.

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top