El Ayuntamiento de Manresa llega a un acuerdo para la compra de los terrenos donde debe ir la escuela Valldaura

El acuerdo consiste en la compra de dos propiedades que suman un total de 6.500 metros cuadrados por un importe total de 861.332,76 euros. Las fincas están situadas en la calle Mossèn Vall 7 y Rubió i Ors 2-6.

La adquisición se llevará a cabo con dos pagos. El primero se hará antes de terminar este año, por un importe de 300.000 euros (150.000 para cada una de las fincas) que ya estaban consignados en el presupuesto municipal 2021. El resto, 561.332,76 euros, se pagarán en 2022.

Las dos fincas que se comprarán se encuentran en el lugar donde el planeamiento urbanístico ya preveía la construcción del centro escolar y da finalmente respuesta a la necesidad de construir el edificio definitivo, largamente reivindicado por la comunidad educativa del centro. Desde el curso 2009-2010, la escuela funciona con módulos prefabricados, en un espacio provisional, cedido por el Ayuntamiento.

El gobierno de la ciudad llevará a aprobación en el pleno municipal de septiembre el acuerdo de compra y la autorización del gasto plurianual.

De esta manera el Ayuntamiento hace efectiva la petición del Departamento de Educación, que el mes de julio envió la petición al Ayuntamiento para que le cediera el suelo necesario para la construcción de la escuela. A partir de aquí, Generalitat y Ayuntamiento estudiarán la mejor fórmula para construir la escuela tan pronto como sea posible.

Representantes del gobierno municipal han comunicado esta mañana la noticia a la directora de la escuela, Marta Ferrer Peral, y al equipo directivo. Posteriormente, se ha comunicado en rueda de prensa, con la presencia del alcalde de Manresa, Marc Aloy Guardia; el concejal de Urbanismo y Movilidad, David Aaron López Martí; y el concejal de Educación y Universidades, Josep Gili Prat; además de la directora de la escuela.

En la rueda de prensa, muy emotiva, se ha puesto de manifiesto la satisfacción por el hecho de que finalmente se haga posible la construcción de la escuela y el fin de la provisionalidad. En la rueda se ha expresado la alegría por el hecho de que "después de muchos años de luchar, ya no será necesario vivir con la incertidumbre de si tendremos la escuela definitiva. Hoy tenemos claro que Valldaura se queda, y ahora comienza una nota etapa en que se determinará cómo queremos que sea la escuela del futuro ", en palabras del alcalde. También el concejal Josep Gili ha remarcado la voluntad del departamento de Educación para asumir la construcción lo antes posible, y que se contará con la comunidad educativa para definir el proyecto que se llevará adelante.


Una escuela en situación provisional durante más de una década

La Escuela Valldaura comenzó a funcionar el curso 2009-2010. La falta de disponibilidad del suelo definitivo hizo que el Ayuntamiento cediera a la Generalitat unos terrenos provisionales, de titularidad municipal y calificados de zona verde, en la calle Dos de Mayo, esquina con Ausiàs March, donde se instalaron módulos prefabricados.

Durante años ha habido varios intentos para disponer de los terrenos definitivos, que el Ayuntamiento debía obtener por cesión gratuita a través del desarrollo del Plan de Mejora Urbana (PMU) Mossèn Valle, situado entre las calles Padre Valle, Jorbetes, Bruc y Rubió i Ors. Pero la crisis económica, la imposibilidad de desarrollar la PMU (que implicaba financiación por parte de los propietarios en un momento de dificultad económica), han hecho inviable hasta ahora obtener los terrenos definitivos. La situación se había ido alargando también porque Generalidad también tenía dificultades económicas para sacar adelante la construcción de la escuela.

Ante estas dificultades, el Ayuntamiento ha cambiado de estrategia y decidió explorar la obtención de los terrenos a través de la compra. Esto no sólo permite obtener de manera rápida las fincas donde debe situarse el nuevo centro, sino que convertirá el Ayuntamiento en propietario de una parte importante del sector, y en total tendrá cerca del 40% de los derechos urbanísticos del ámbito de PMU.

Es decir, entra como propietario y, por tanto, no sólo dispondrá del suelo calificado de equipamiento educativo sino que también obtendrá aprovechamiento privado, es decir, una parcela municipal para la construcción de unos 94 viviendas en más de aproximadamente 2.500 m2 de techo para otros usos (comercial, oficinas y otros servicios).

Así pues, con esta operación, se hará posible la construcción de la escuela pero también entrar en la propiedad, coliderar el desarrollo del sector y tener unas parcelas a disposición para poder hacer políticas públicas de vivienda.


 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top