El Consejo Comarcal de la Conca de Barberà instala cámaras de vídeo para detectar infracciones al servicio puerta a puerta

El Consejo Comarcal de la Conca de Barberà impulsa nuevas medidas para poner solución al mal uso persistente que se hace de las áreas de emergencia de los municipios donde se realiza el servicio de recogida puerta a puerta.

Hace casi un año que se puso en marcha el nuevo modelo de recogida de residuos, que combina el puerta a puerta y el sistema de contenedores cerrados. Hasta ahora, se han alcanzado los objetivos y ahora, la recogida selectiva ya alcanza el 80%, unos resultados que se consideran excelentes y que también son gracias a que la mayor parte de la ciudadanía se ha adaptado correctamente al nuevo sistema. Durante este año, además, se ha incrementado la frecuencia de recogida y el número de contenedores, así como también se ha concienciado la ciudadanía con educadoras ambientales, entre otras acciones.

Ahora, el área de Medio Ambiente quiere introducir mejoras al sistema, que pasan por la instalación de cámaras de videovigilancia en los puntos limpios y en las áreas de emergencias a los pueblos donde se hace el puerta a puerta.

Aunque la mayoría de los vecinos y de las vecinas utilizan correctamente el servicio, algunas personas aún no se han habituado y recurren a las áreas de emergencia o del lado de los contenedores de vidrio para verter los residuos de manera descontrolada y sistemática. Esta situación, no sólo supone un mayor gasto en la limpieza de estos puntos, sino también un foco de problemas de higiene y molestias para los vecinos de estos puntos.

Esta iniciativa se empieza a hacer efectiva de manera inminente en el área de emergencia y en la recogida de Montblanc y se prevé extenderla al resto de municipios donde se hace el puerta a puerta de manera gradual, con el objetivo de detectar las personas o empresas que todavía hagan un mal uso.

Hay que recordar que las áreas de emergencia son un servicio al que hay que recurre a él de manera puntual depositando la basura separada correctamente y de manera excepcional en caso de que no se pueda sacar el residuo el día que toque el puerta a puerta.

En este sentido, el Consejo Comarcal ha instalado las cámaras para facilitar el trabajo a los ayuntamientos, que son los que tienen esta competencia, para que puedan aplicar las ordenanzas para sancionar, si así lo consideran oportuno, y erradicar el incivismo.

Además, estos puntos son para uso exclusivo de los vecinos del municipio y no lo pueden utilizar las industrias. También está prohibido depositar los desechos mezclados, dentro de contenedores que no correspondan o fuera de ellos, ya que esto daña la tarea de los vecinos y de las vecinas que han separado correctamente. Tampoco se pueden dejar muebles, escombros, residuos especiales o ningún otro residuo no permitido. Estos residuos deben llevar al punto verde.

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top