El Consejo Comarcal del Ripollès saca a concurso por 1.14 millones de euros el mantenimiento y la explotación de las depuradoras

Que las aguas sucias tratadas en sus depuradoras retornen limpias a los ríos es una cuestión prioritaria para el Consejo Comarcal del Ripollès. Concretamente, del área de Territorio y sostenibilidad y la consejería comarcal de Intervención ambiental y Saneamiento. La corporación, además, dedica un esfuerzo muy importante a mantener en condiciones perfectas las instalaciones que lo hacen posible, conjuntamente con la Agencia catalana del agua.

El Consejo Comarcal del Ripollès ha sacado a licitación por un importe de 1.144.485,82 euros anuales (IVA no incluido) el mantenimiento y la explotación de la red de colectores de agua residual y estaciones depuradoras. Este contrato cuantifica los gastos en materiales, productos químicos, electricidad, mantenimiento, retirada de lodos y también una plantilla de quince empleados. Todo ello garantiza el funcionamiento del sistema de saneamiento conformado por los colectores en alta y las nueve depuradoras de la red, que dan servicio a once municipios. El contrato tendrá una duración de cuatro años, con uno de prórroga y su coste lo financiará la Agencia catalana del agua.
Tomando datos del 2017, entre las cuatro depuradoras principales de la comarca, Ripoll-Campdevànol, Ribes de Freser, Camprodon-Llanars y Sant Joan de les Abadesses, el Consejo Comarcal del Ripollès ha tratado unos 4,3 millones de metros cúbicos de agua sucia. Esto corresponde aproximadamente al equivalente a veinte veces la piscina municipal de Ripoll al día.

 
1,6 MILLONES DE INVERSIÓN

Paralelamente a la licitación del contrato de explotación y mantenimiento de la red de depuradoras, este año el Consejo Comarcal del Ripollès tiene presupuestado un conjunto de inversiones que ascienden a 1.605.800 euros. Esto es posible gracias al aumento de la aportación que hace a tal fin la Agencia catalana del agua, que es un 68,54% superior a la del ejercicio 2.017.

La red de depuradoras de aguas residuales del Consejo Comarcal del Ripollès está integrada por las estaciones de Camprodon-Llanars, Nevà (Toses), Núria (Queralbs), Planoles, Ribes, Ripoll y Campdevànol, Sant Joan, Sant Pau de Segúries y Setcases. Esto es así porqué los municipios le tienen cedida la competencia de saneamiento de las aguas residuales.

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top