El Edificio del Banco de España de Tarragona tendrá un uso polivalente

El edificio del antiguo Banco de España "también tendrá un uso social y cívico". Así lo manifestó la consejera responsable del proyecto sobre el Banco de España, Laura Castel. Por este motivo, se reunió con la Asociación de Vecinos Centro y también con los representantes de los grupos políticos municipales para dar a conocer las líneas maestras de este proyecto. "El espacio permite hacer compatible la conversión en la Rambla Science con un uso social y cívico. Siempre hemos reivindicado que este edificio tenga un uso polivalente y por ello atenderemos esta petición vecinal, porque es exactamente lo que nosotros siempre hemos pensado que debía ser". Y ha añadido: "Estamos haciendo todo lo necesario para encajar los dos objetivos: darle un uso a la ciudadanía al tiempo que transformarlo en un espacio de referencia de la co-creación y divulgación de la ciencia y de la transferencia del conocimiento a través de la creatividad y del descubrimiento. Se acabaron los edificios abandonados, por eso la apuesta es un proyecto que permitirá dinamizar el centro de Tarragona, un equipamiento cultural que acercará la ciencia, la investigación y la tecnología en todo el mundo, de manera interactiva, accesible y compatible. Un proyecto que impulsará un ocio educativo y cultural integrado al turismo de calidad. En definitiva -remarca Castel-, un espacio que invitará a entrar y, lo más importante, a participar".

Por este motivo, el pasado mes de julio la consejera se reunió con técnicos de la Oficina de Proyectos, con los servicios de Contratación municipal, así como con representantes de los centros de investigación de la Universidad Rovira i Virgili (el Instituto Catalán de Arqueología Clásica, el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social, el Instituto Catalán de Investigación Química y el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili), con el objetivo de poner manos a la obra.

El edificio del antiguo Banco de España obtuvo financiación de los Fondos FEDER por valor de 1.975.333,73, euros que ayudarán a rehabilitar el espacio. Esto supone casi la mitad del presupuesto de la inversión global, valorado en 3.956.434,94 euros.

El Ayuntamiento de Tarragona, propietario del edificio, es el responsable del proyecto, que cuenta con el asesoramiento y colaboración de la Universidad Rovira i Virgili (URV) y de los cuatro institutos de excelencia del territorio: la Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC), el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), el Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ) y el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV).

El edificio del antiguo Banco de España de Tarragona, situado en la Rambla Nova de la ciudad, ocupa una superficie de 2.700 metros cuadrados repartidos en tres plantas, a los que hay que añadir 1.000 m2 más del semisótano. El edificio, neoclásico, fue construido en 1928 por el arquitecto Juan de Zavala y Lafora, es de titularidad municipal desde 2010 y actualmente está catalogado como bien cultural de interés local (BCIL).


 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top