Espai Zero de Vattia Innova, primero en Cataluña y el Estado en autoabastecerse de energía al 100% procedente de fuentes renovables

Está concebido para "mostrar hasta qué punto utilizando fuentes de energía renovables como la solar y la geotérmica, se puede reducir hasta cero la factura del consumo energético".

Wattia Innova, empresa dedicada a la eficiencia energética, abre las puertas de su nueva sede en Olot, un edificio que se convertirá en el primero de Cataluña y el Estado en ser autosuficiente desde el punto de vista de la energía. Espai Zero, como se ha bautizado, está concebido para "mostrar hasta qué punto utilizando Fuentes de energía renovables como la solar y la geotérmica, se puede reducir hasta cero la factura del consumo energético", explican Francisco Comino y Jordi Rabat , responsables de la empresa.

Con la instalación, que acogerá una quincena de trabajadores, Wattia Innova quiere convertirse en un referente en el campo de la eficiencia energética y la sostenibilidad."Espai Zero es un laboratorio de eficiencia energética que muestra que hoy ya es posible producir la energía necesaria para satisfacer las necesidades de una empresa o edificio y no depender de los suministros convencionales", subraya Comino. Para ello, la instalación incorpora varios sistemas para reducir al máximo la demanda de energía, producirla y gestionarla eficientemente. "El secreto está en la acumulación de la energía procedente de fuentes, como las placas solares y un sistema geotérmico y que se almacena en acumuladores de agua y baterías eléctricas, y que se activan cuando es necesario", explica.

También tiene un captador solar térmico en la puerta principal. Para conseguir energía geotérmica, han excavado tres pozos de 160 m en un patio trasero que "aprovechan la temperatura constante de unos 14 º C del subsuelo para calentar el local en invierno y enfriarlo en verano", sigue. Si se da el caso de que la energía producida no es suficiente, la empresa cuenta con un sistema automatizado para acudir al mercado libre eléctrico y conseguir energía a un coste cero o muy bajo.

Aparte de los efectos activos, pensados para la generación energética, diferentes sistemas pasivos contribuyen a optimizar su uso, como una buena orientación, un buen dimensionado del aislamiento que envuelve el local, los cristales de las ventanas, con triple cámara y baja emisividad, la ventilación cruzada; un pozo canadiense y una chimenea solar.

En parte, las áreas de trabajo se han distribuido de manera que siempre tengan luz solar y dispone de una iluminación a base de leds que se autorregulan en función de la luz externa existente y permiten un 80% de ahorro. Espai Zero es también "un ejemplo en cuanto a la sostenibilidad y al nivel inexistente de emisiones de CO2, con una actividad totalmente inocua para el medio ambiente", especifica Rabat. Pero, lejos de conformarse, Comino y Rabat quieren "seguir apostando por la innovación" y anuncian la incorporación en un futuro "de más sistemas para convertir Espai Zero en un referente en el campo de la eficiencia y la generación energéticas".

Para sacar adelante su proyecto, la empresa ha contado con el apoyo del programa Garrotxa Leader. Por otra parte, Espai  Zero ya cuenta con su propio logotipo que se ha escogido entre los presentados en un concurso convocado por la Escuela de Bellas Artes de Olot.

 


 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top