Inicio del proyecto del nuevo parque público en el emblemático Mas de les Figueres de Roses

El pasado viernes tuvo lugar en Roses el acto de replanteo del proyecto del jardín público del Mas de les Figueres. Este acto marca el inminente inicio de las obras, previsto para esta semana, que tendrán una duración de 6 meses y que supondrán la incorporación al uso público de un espacio emblemático y de gran tradición en Roses, fruto de la donación realizada por su propietario, José Oriol Martí.

El acto contó con la presencia del donante del terreno objeto del nuevo proyecto, Josep Oriol Martí Bagué, que se mostró muy satisfecho de "la preservación en el futuro de este espacio verde gracias a su destino como parque público, del que podrá disfrutar a partir de ahora toda la ciudadanía y que se mantendrá así libre de edificaciones, tal y como ha sucedido desde el siglo XVI". La alcaldesa de Roses, Montse Mindan, quiso reiterar el agradecimiento en nombre del pueblo de Roses por esta donación y remarcó la importancia de la misma, afirmando que "la incorporación de este espacio a un uso público significa recibir un doble regalo: la incorporación de un parque público para la ciudadanía dotado de una calidad urbana excepcional que oxigenará el núcleo urbano y la fachada marítima edificada, al tiempo que la preservación de un testigo singular y único de la historia local de la villa y de sus asentamientos tradicionales.

Los orígenes del Mas se remontan según la documentación conservada en el siglo XVI, momento en que estaba formado por una bodega y una casa de planta baja y recibía el nombre de Mas Pedró. En el año 1785 se plantaron las higueras que al parecer provocaron el cambio de denominación. Actualmente se encuentra integrado dentro del núcleo urbano, frente a la playa de la Perola.

El espacio cedido a favor del municipio es una extensión de los jardines de la casa de una superficie de 2.066 m², superficie que representa un 38,66% de la total de la finca. El terreno cedido pasa a destinarse a sistema de parque y jardines públicos de la población, reforzando así los lugares de encuentro existentes en la vertiente montaña de la avenida de Rhode, como son la plaza Catalunya y la plaza San Pedro. Esta aportación tiene un gran valor social, paisajístico y también urbanístico, ya que servirá de nexo de unión entre el frente de mar y el centro urbano de la villa, a través de la calle Pescadors.

El proyecto que se iniciará esta semana, contempla una cuidadosa distribución de espacios verdes y zonas de estancia, salvaguardando en todo momento la intimidad y privacidad del mas privado destinado a vivienda.

Un espacio "plaza" adaptado a la topografía del terreno, creará una pequeña grada que permitirá la realización de actividades culturales de pequeño formato al aire libre, mientras que un camino cruzará la finca creando diferentes zonas de estancia, reposo y mirador, potenciando las visuales hacia el mar. Se instalará una pérgola ligera y de aspecto natural, por donde subirán las cepas, rosales y buganvillas, y que dotará de sombra el recorrido del nuevo camino. El proyecto contempla también la reserva de espacio para la construcción del futuro equipamiento sociocultural previsto.

Atendiendo el valor etnológico de la finca, la extensa superficie destinada a ajardinamiento combinará la vegetación autóctona existente y sustituirá las especies no autóctonas, como los eucaliptos que perjudican las instalaciones soterradas y exigen un gran consumo de agua, por especies adaptadas al clima mediterráneo costero. Además, se plantarán especies arbustivas aromáticas mediterráneas y cepas de viña, que darán testimonio del origen del mas con su bodega, poniendo de manifiesto la actividad ligada a los usos tradicionales del territorio. Se prevé también la plantación de rosales, como elemento representativo de la ciudad.

Con el fin de preservar la imagen unitaria del conjunto se prevé mantener la valla en la avenida de Rhode, por lo que el frente de fachada principal de la finca se conserva, incorporándose únicamente la puerta de acceso a los jardines, mientras que en el acceso con la calle de los Pescadores, se instalará una valla combinada con elementos vegetales. El acceso desde las dos calles se realizará con un portal móvil integrado en la valla, que en horario nocturno quedará cerrado al acceso público.

Finalmente, se dotará al espacio de los servicios de saneamiento, agua de riego, agua potable para una fuente pública y alumbrado y se realizará la previsión de las acometidas de servicios para el futuro equipamiento público.
 
Superficies:

 - Pavimentación arenisca zona peatonal: 925,07 m2
- Espacio gradas: 238,44 m2
- Espacio ajardinado arbustivas: 103,50 m2
- Espacio ajardinado: 790,47 m2
- Vallas: 8,52 m2

 La empresa adjudicataria de las obras ha sido Excavaciones Ampurdan 2000, y el precio total del proyecto será de 209.000 €.
 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top