La Generalitat incentiva la compra de 157 motocicletas eléctricas y la instalación de 23 estaciones de recarga rápida para vehículos eléctricos

La Generalidad de Cataluña, mediante el Instituto Catalán de Energía (ICAEN), ha cerrado las líneas de ayudas para incentivar la movilidad eléctrica y sostenible con la concesión de subvenciones para la adquisición de 157 motocicletas y ciclomotores eléctricos y para la instalación de 23 estaciones de recarga rápida para vehículos eléctricos. Con estas líneas, abiertas el pasado octubre y dotadas con 750.000 euros, la Generalitat contribuye tanto al aumento de la eficiencia energética y a la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles en el transporte como en el desarrollo de la industria de la movilidad sostenible, tal y como prevé la Estrategia Industrial de Cataluña.

La línea de ayudas para la adquisición de motocicletas y ciclomotores eléctricos ha facilitado la adquisición de 157 vehículos, lo que equivale a casi todas la matriculaciones de este segmento realizadas en Cataluña en el año 2014. La finalidad de la línea era reducir la barrera que supone para los usuarios el diferencial de precio de venta entre las motocicletas eléctricas y las de motorizaciones convencionales.

Las condiciones de la convocatoria daban prioridad a vehículos de ámbito urbano, lo que ha contribuido a la constitución de 5 flotas de más de 20 vehículos. También se han beneficiado de la línea de ayudas particulares, autónomos y algunas corporaciones locales. Esta medida es una de las iniciativas del Programa de impulso de las industrias de la movilidad sostenible, que forma parte de la Estrategia Industrial de Cataluña, y enlaza con iniciativas como el Consorcio Industrial de la Moto Eléctrica Catalana, presentado el pasado lunes y que prevé la fabricación de una scooter eléctrica íntegramente catalana gracias a la colaboración de las empresas Volta, Scutum, Torrot y Rieju.

 
Estaciones de recarga rápida en el territorio


La otra línea de ayudas estaba destinada a incentivar la instalación de estaciones públicas de recarga rápida a las principales vías de circulación y áreas urbanas, a fin de facilitar la circulación de vehículos eléctricos para todo el territorio catalán. Esta convocatoria ha contribuido a la instalación de 23 estaciones de recarga de 50 kW, que permiten cargar una batería en un plazo de unos 30 minutos, en vías como la AP-7 o la C-32 y en ciudades como Lleida , Gerona, Barcelona, Tarragona, Sant Celoni, Cabrera de Mar, Reus o Amposta, entre otras.

La ubicación de estos puntos de recarga da respuesta a la creciente demanda de vehículos eléctricos en todo el territorio, y tiene por objetivo romper la barrera que, a día de hoy, puede suponer la autonomía de los vehículos eléctricos fuera del ámbito urbano. Estas estaciones se  instalarán durante el año 2016, y su uso será gratuito durante el primer año.
 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top