La nueva Biblioteca de Vic será un edificio sostenible y accesible

La Biblioteca Joan Triadú acogió dos sesiones de presentación a la ciudadanía de la nueva Biblioteca de Vic, que se construirá en el solar donde había estado el cuartel de la Guardia Civil en el Paseo de la Generalidad. Al mismo tiempo, se hizo un retorno a la ciudadanía de las ideas que surgieron en su día para incluir en la construcción de este equipamiento y se pudieron aportar nuevas para poder incluir en el proyecto ejecutivo final de obra que se está gestando desde el pasado 20 de octubre y que se prevé presentarlo alrededor de la Diada de Sant Jordi.

Fabiana Palmero, concejala de Urbanismo, Susana Roura, concejala de Cultura, y Toni Casamor del estudio de arquitectos BCQ, responsable de la construcción del nuevo edificio, presentaron la propuesta de construcción del nuevo edificio de la biblioteca a la ciudadanía y al mismo tiempo, recogieron las aportaciones del público asistente. Por su parte, el arquitecto Toni Casamor, del estudio BCQ Arquitectos, detalló las características del nuevo equipamiento cultural de la ciudad.

Palmero remarcó que "la nueva biblioteca está pensada para que dé servicio a Vic pero también en el resto de la comarca. Será un punto de cohesión entre los dos históricos Vics". En este sentido, el río actuará de eje vertebrador de muchos equipamientos de la ciudad, como la Atlántida, las Tenerías o el nuevo equipamiento cultural.

En este sentido, Susana Roura subrayó que en este nuevo equipamiento se ubicarán usos municipales y se buscará que todos los espacios que contenga sean polivalentes para que se pueda hacer un uso intensivo.

 
Proyecto arquitectónico participativo


La biblioteca estará proyectada en forma de ele, en un solar que ocupa unos 4.000 m2. Contará con cinco plantas, cada una destinada a usos diferentes.

La entrada a la biblioteca será por el lado del Paseo de la Generalidad. La parte delantera del edificio estará ocupada por un jardín en el que se plantarán 11 árboles que serán bautizados con los nombres de las personas que perdieron la vida en el atentado terrorista del año 1991, en esta misma ubicación.

El arquitecto Toni Casamor afirmó que "el emplazamiento tiene una carga emocional que no se puede obviar, pero también debe servir de elemento cohesionador entre los diferentes barrios de Vic".
El jardín de la biblioteca estará diseñado en forma de suave pendiente, lo que facilitará el acceso simultáneo a la planta baja y en la planta semienterrada del edificio. Esto permitirá que la biblioteca disponga de prácticamente dos plantas bajas, que son las que tienen por norma general un uso más intensivo.

En cuanto al diseño de los espacios, Casamor explicó que "se han tomado en consideración las peticiones de la ciudadanía en cuanto a la dimensión y la distribución de los espacios de la biblioteca, buscando la máxima comodidad de los usuarios. Las bibliotecas ya no son almacenes de libros, sino que cumplen otras funciones, y se ha tenido en cuenta en este diseño".

 
La distribución de los espacios en cada planta

• En el sótano se ubicará un aparcamiento con 39 plazas y un área de almacén con capacidad para acoger varias colecciones locales de la ciudad.
• La planta semienterrada contará con sala de actos y polivalente, zona multimedia (Espacio Lab), espacio juvenil y despachos de trabajo interno.
• En la planta baja habrá un amplio vestíbulo, el espacio de los periódicos, la cafetería-restaurante y la zona infantil.
• La primera planta acogerá aulas de formación, cuatro espacios cerrados para trabajos en grupo y fondo general.
• La segunda planta también tendrá salas de lectura (fondo general), así como una terraza exterior apta para actividades y una sala de lectura- mirador de la ciudad.
• El jardín será el espacio central y todas las plantas del equipamiento hay mirarán; un espacio pensado para hacer actos sociales y culturales, además de zona de lectura en tiempos de bonanza.

  
Un edificio sostenible y accessible

La biblioteca se construirá siguiendo los estándares más elevados de sostenibilidad. La estrategia empleada en el diseño de este edificio ha sido en primer lugar reducir la demanda energética, en segundo lugar la utilización de sistemas de alta eficiencia y en último lugar la aportación de energías renovables con el objetivo final de aumentar su autosuficiencia energética. Así, se procurará acercarse a los criterios de los edificios de consumo prácticamente nulos.
Durante todo el primer año de funcionamiento del equipamiento se implantará un sistema de gestión energética que incluirá la creación de indicadores de consumo energético, el seguimiento energético a partir de la monitorización de estos consumos energéticos, y la formación a usuarios y mantenedores.
 
El nuevo equipamiento estará libre de barreras arquitectónicas y también habrá un ascensor para facilitar la movilidad dentro del edificio.


 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top