Llega a las playas metropolitanas un innovador modelo de torre de vigilancia

El AMB ha comenzado a instalar en las playas metropolitanas estos días de julio un modelo innovador de torre de vigilancia para el servicio de salvamento y socorrismo. Después de 30 años, el AMB renueva uno de los iconos del litoral metropolitano para mejorar el servicio de salvamento y socorrismo, y hacerlo más eficiente, práctico y cómodo.

Esta nueva torre de vigilancia se convierte en un nuevo elemento del catálogo de mobiliario de playas metropolitanas, que el organismo metropolitano actualiza y amplía cada año. Concretamente, esta nueva estructura ha sido diseñada por los servicios técnicos de la AMB, y ha contado con el asesoramiento de diversas entidades y empresas expertas en salvamento y socorrismo. Por ejemplo, de Òscar Camps, experto en socorrismo, fundador y director de la ONG Proactiva Open Arms.

El AMB instaló el primer prototipo el pasado viernes, 13 de julio, de acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona, en la playa de la Nova Icària de Barcelona, y permanecerá toda la temporada de verano.
 

Características principales

El habitáculo de esta nueva estructura, elevado respecto al nivel de la arena para tener buena visibilidad, es más cercano a los bañistas que el modelo de madera de la época olímpica, y dispone de una rampa de acceso. Fuera del horario de servicio la rampa se pliega e impide el acceso directo.

La cabina, el elemento principal, es un espacio cilíndrico de 160 cm de diámetro, protegido por la parte posterior con una parte fija y, por la parte frontal, con dos partes móviles transparentes, que pueden llegar a cerrar el espacio para proteger a los socorristas de posibles agentes atmosféricos (frío, viento, agua, sol...) y no perder visibilidad de la zona de baño. El pavimento y los asientos del interior son drenantes, para evitar la acumulación de agua y arena.

La cubierta de la torre de vigilancia dispone de dos partes diferenciadas: la cubierta de la cabina, impermeable y con aislamiento térmico, y la parte de visera, permeable, que protege a los socorristas del sol en la parte central del día. Un mástil superior corona la torre y se convierte en el soporte de la bandera indicativa del estado del servicio.

Por otra parte, el nuevo sistema de anclaje, sobre un único punto, facilita su retirada en caso de necesidad. Por ejemplo, en caso de fuerte temporal. Esta flexibilidad también permite que, al finalizar la temporada de baño, la torre pueda ser desmontada y trasladada en su totalidad a un almacén hasta la siguiente temporada.

Este nuevo modelo de torre de vigilancia diseñado para el AMB se ha empezado a instalar durante el verano 2018, y el objetivo del AMB es que se vayan implantando progresivamente estas torres en todos municipios metropolitanos, de acuerdo con los ayuntamientos. Estarán complementadas por las sillas de vigilancia, para que ningún tramo de playa quede sin supervisión, y la seguridad quede garantizada.
 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top