Por primera vez, el AMB gestionará directamente fondos europeos dedicados a mejoras en el territorio

El Consejo Metropolitano ha aprobado, en el pleno del mes de abril, la firma próxima de un convenio con la Generalitat de Cataluña, por el que el AMB contará con una aportación de fondos europeos FEDER (Fondos Europeos de Desarrollo Regional).

Esta transferencia de recursos es de gran importancia para la administración metropolitana, ya que, aparte de ser un agente público territorial de primer orden con un presupuesto consolidado de 1.400 M € en 2017, por primera vez gestionará de forma autónoma fondos provenientes de la Unión Europea para dar más dimensión a proyectos metropolitanos ya existentes, destinados todos ellos a la cohesión del territorio.

Este acuerdo ha sido posible después de constatar que el Plan de Actuación Metropolitano (PAM) está, en muchos aspectos, alineado con las directrices marcadas por Europa sobre cuáles son las prioridades a la hora de invertir recursos en el territorio.

Así, el AMB desarrollará proyectos por importe de 60 millones de euros, que serán financiados al 50% con estos fondos FEDER, que y se desarrollarán hasta el 2023. Todos estos proyectos seguirán tres ejes principales.

La propuesta nace del área de internacional y según su vicepresidente, Alfred Bosch, supone incrementar de forma limpia los recursos metropolitanos para la conservación del patrimonio natural, la sostenibilidad y la eficiencia energética'. La propuesta también supone un cambio de paradigma ya que 'plantea proyectos de ámbito metropolitano y no sólo un reparto de recursos entre municipios', lo que no excluye que cada ayuntamiento pueda hacer sus peticiones al margen del programa del AMB.

 
Mejorar el uso y la calidad de las TIC

Del total de los fondos, 5,2 millones de euros se destinarán a seguir desarrollando la plataforma SMART AMB, que ya está implementada en la gestión de la red de parques y de las playas metropolitanas, así como en la promoción de áreas de actividad económica. Esta tecnología ya permite, por ejemplo, gestionar el riego y la iluminación de los parques metropolitanos de forma automática y a distancia, para ahorrar agua y energía. También hace posible la colección de apps móviles del AMB, que acercan a la ciudadanía información en tiempo real sobre el bus metropolitano, servicio de taxi y el servicio Bicibox, aparte de los ya mencionados parques y playas.

La nueva financiación europea permitirá ampliar los contenidos de la actual plataforma SMART, tanto en cuanto a incorporar más servicios metropolitanos (se plantea incorporar los servicios de movilidad y transporte público y el de gestión de residuos) como para incorporar nuevas funcionalidades en las aplicaciones: opinión inmediata de los ciudadanos, un sistema de quejas y sugerencias online e información municipal adicional. Una vez testado, el modelo será exportable a los ayuntamientos metropolitanos, con la voluntad de consolidar una plataforma tecnológica compartida, para poder gestionar de forma integral la calidad de los servicios públicos locales.

Dentro de este eje de actuación, el AMB también quiere impulsar intervenciones dirigidas a modernizar y reactivar el tejido económico territorial, así como garantizar la conectividad digital a toda la población, superando definitivamente la denominada brecha digital, que actualmente no se da sólo por motivos de edad, sino también por razones de posición económica y social.

 
Una economía baja en carbono

En otra línea de trabajo, el AMB impulsará proyectos por importe de 29,6 M € destinados a aumentar la eficiencia energética de edificios e infraestructuras públicas de su titularidad y de los ayuntamientos metropolitanos (depuradoras, centros de recogida, ecoparques,  iluminación de viales y de las rondas de Barcelona, cocheras de transportes públicos, edificios municipales, etc.). Igualmente, se impulsará un ambicioso programa de rehabilitación de viviendas públicas y privadas, destinado a mejorar la eficiencia energética, considerando la participación de financiación privada adicional.

Por otra parte, pero aún dentro de este mismo eje de intervención, el AMB continuará promoviendo su política metropolitana de movilidad sostenible, renovando su flota de transporte público con vehículos híbridos y eléctricos, construyendo nuevas vías ciclables sensibilizando a la población contra la contaminación atmosférica.
 

Conservación y protección de la infraestructura verde

Finalmente, se destinarán 25,2 M € a financiar proyectos destinados a la conservación, protección y desarrollo de los sistemas naturales. La preservación de espacios libres, el mantenimiento de los parques periurbanos, las playas y los espacios fluviales es esencial para mantener una metrópoli verde y equilibrada ambientalmente.

En concreto, la AMB tiene previstas actuaciones de mantenimiento e inversiones de recuperación ecológica en torno a los espacios fluviales del Besòs y el Llobregat, el parque de Collserola, las playas metropolitanas o acelerar la recuperación ambiental del antiguo vertedero del Garraf, entre otros a concretar. El objetivo es llevar a cabo una serie de actuaciones que, manteniendo la salud de los ecosistemas metropolitanos, éstos también puedan ser utilizados activamente por la ciudadanía en su vida cotidiana. Estas opciones prevén, por ejemplo, construir pasarelas y caminos para usos sociales pero que al mismo tiempo tengan funcionalidad de corredores verdes y de sistemas de aislamiento y protección de los espacios naturales.

También tendrán especial importancia los proyectos, ya en curso, para integrar mejor en el medio natural las infraestructuras ya existentes, como el soterramiento de líneas eléctricas o integración paisajística de infraestructuras viales.
 

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top