Prueba piloto en Olot para hacer biomasa con la poda de los árboles y obtener unas 40 toneladas de astilla

El Ayuntamiento de Olot ha iniciado una prueba piloto para hacer biomasa para calderas a partir de los residuos generados con la poda de setenta plataneros de la avenida Asturias que hacían diez años que no se tocaban. La idea es que los trabajos de poda y triturado salgan casi a coste cero para el consistorio ya que se buscará una empresa de la comarca que se quiera quedar la astilla a cambio de asumir algún trabajo necesario en la ciudad. Los trabajos de poda y de triturar la madera han empezado esta semana y se prevé que generen unas 40 toneladas de astilla, el equivalente a 12.000 litros de gasóleo o la calefacción anual de seis casas unifamiliares. Si la prueba da buenos resultados, la idea es poder hacerlo cada año.
 
Es la primera vez que el Ayuntamiento de Olot encarga unos trabajos de poda con la idea de obtener astilla para calentar calderas de biomasa de la comarca. Para ver los resultados, se ha escogido una zona de la avenida Asturias junto al río donde hay unos 70 plataneros que hacía diez años que no se podaban. "Todos los árboles son buenos pero necesitamos que sean de grandes dimensiones, con una ramaje a partir de 20 o 25 centímetros, si no no nos sirve”, explica el técnico municipal de Jardines del SIGMA , Marc Arimany.
 
Los trabajos de poda y de triturar la madera comenzaron hace cuatro días y cuentan con dos grúas de gran tonelaje que permiten realizar los trabajos con seguridad. Calculan que se podrán obtener unas 40 toneladas de madera que una vez convertida en astilla - se hace allí mismo - se conseguirá el equivalente a 12.000 litros de gasóleo o la calefacción que necesitan seis casas unifamiliares durante todo un año.
 
La astilla, sin embargo, no se podrá utilizar hasta dentro de medio año, una vez haya perdido la mitad de humedad que actualmente tiene. Según Arimany, actualmente el 50 % del peso de la astilla es agua pero habrá que se reduzca al menos al 25% para que pueda servir de combustible para las calderas de biomasa. El secado se hará en la planta de compostaje que hay en la ciudad.
 
El concejal de Servicios Urbanos de Olot, Josep Gelis, explica que la idea es que esta operación permita al ayuntamiento dejar en casi a cero los costes con un intercambio. "Con la madera triturada, lo que haremos será buscar una empresa de la comarca que se quede la astilla a cambio de asumir algún trabajo necesario en la ciudad", añade.
 
Si los resultados son positivos, la idea es que cada año se destine la poda de árboles de grandes dimensiones con esta finalidad. Cabe recordar que el Ayuntamiento prevé instalar una caldera de biomasa debajo de la nueva Plaza Mercado, actualmente en obras, incluida en el proyecto de energías renovables que debe servir para obtener la energía necesaria a los edificios públicos incluidos en la isla estratégica como es el geriátrico Montsacopa, el Hospicio y el que quede del actual Hospital Sant Jaume. La previsión es que se pueda inaugurar a finales de este año. El proyecto se financia íntegramente con capital privado.

 
Fuente: ACN -Lourdes Casademont
 

 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top