Se inicia una nueva fase de obras en el futuro Museo del Barroco de Manresa por valor de cerca de un millón de euros

Las obras para transformar el Museo Comarcal de Manresa, un gran equipamiento del siglo XVIII, en el futuro Museo del Barroco de Cataluña dan un nuevo paso adelante. Después de que se haya ejecutado la parte estructural de los nuevos volúmenes de acceso -que convertirán la medianera oeste en la fachada principal del edificio, ocupando el espacio donde había estado la Sala Ciudad y, anteriormente, la antigua iglesia de San Ignacio-, inician ahora obras por valor de 942.883'64 euros (IVA incluido). Este paquete de actuaciones incluye trabajos también en esta medianera oeste, la consolidación de los techos de las alas norte y oeste, una intervención en la cubierta de la escalera histórica y la instalación de los elementos que permitan poner en funcionamiento la climatización de las dos nuevas salas polivalentes del ala sur del claustro.

Este viernes por la mañana se ha hecho una visita a las obras, abierta a la prensa, que ha contado con las explicaciones del alcalde de Manresa, Marc Aloy Guardia, del concejal de Turismo y Proyección de la Ciudad, Joan Calmet Piqué - responsable del proyecto Manresa 2022-, del concejal de Urbanismo y Movilidad, David-Aaron López Martí, y de la concejala de Cultura y Fiestas, Ana Crespo Obiols.

En cuanto a la medianera oeste, se prevé abrir dos aberturas -en la porción de pared de la escalera más antigua del Col·legi Ignasià- que permitirán la entrada de luz natural en la parte baja de la escala. Y en cuanto a los techos, se consolidarán los de la primera y segunda planta de las alas norte y oeste con el objetivo de resolver las graves deficiencias estructurales.

Por otra parte, en el perímetro de la cubierta del edificio, a su lado oeste, se prevé resolver en ella dos aspectos importantes para la estabilidad y durabilidad de la edificación existente: estabilizar la estructura de la cubierta ejecutada a la década de 1970 y desplazar las canales de recogida de agua hacia el exterior para evitar las entradas de agua actuales hacia el interior de los espacios del Museo. También se prevé intervenir en la cubierta de la escalera histórica para resolver la mala configuración de su tramo superior, con el objetivo de mejorar el último rellano -que actualmente tiene una altura libre que lo hace impracticable-, reconfigurar la geometría de la cubierta, rematar la escala histórica con una entrada de luz y permitir la creación de un balcón para disfrutar de las vistas de la ciudad desde el punto más alto del edificio.

Finalmente, la actuación prevé ejecutar, en la nueva sala de máquinas de la planta baja, los elementos de las instalaciones que permitan poner en funcionamiento la climatización de las dos nuevas salas polivalentes situadas en el ala sur del claustro.


Impulso para la futura musealización

En paralelo a las obras, se ha iniciado ya la licitación del concurso de proyectos para la redacción y dirección del proyecto museográfico. El proceso representa el primer paso para conformar el futuro Museo del Barroco de Cataluña. Su espacio expositivo ocupará las alas sur y oeste de la primera planta del edificio.

El objetivo del concurso es conseguir la mejor de las ideas para redactar posteriormente el proyecto museográfico para el Museo del Barroco de Cataluña. Se tendrá en cuenta el interés científico y patrimonial de la propuesta, la adecuación a las colecciones a exponer y especialmente se priorizará la innovación y originalidad del proyecto, así como su adecuación a los requerimientos funcionales del edificio en su conjunto. Dado que el edificio del Antiguo Col·legi de Sant Ignasi es una construcción datada alrededor de 1750 y catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), también se valorará que la intervención museográfica propuesta respete la visibilidad tanto interior como exterior de esta construcción. A la vez, dada la voluntad de modernizar el discurso del museo y la presentación de sus contenidos, también se tiene presente entre los objetivos a alcanzar su vinculación a las prácticas artísticas y otros lenguajes contemporáneos, así como el tratamiento interdisciplinario de los contenidos a difundir .

Además, se tendrá en cuenta que el entorno global de la actuación se enmarque en el proyecto de ciudad Manresa 2022 y en el servicio del territorio desde el punto de vista del patrimonio cultural y la creación artística, que es la finalidad del Museo. Esta actuación también se justificará en el entorno de la planificación museística del país elaborada por la Dirección General del Patrimonio Cultural de la Generalidad de Cataluña, especialmente en cuanto a la difusión del arte catalán en la época del barroco .

El precio de la licitación para el concurso de proyectos es de 109.323,50 euros (IVA incluido), incluye la selección de los solicitantes que serán invitados a participar en el concurso, la selección del proyecto ganador, la redacción del proyecto ejecutivo y la dirección de la ejecución del proyecto museográfico. La duración del contrato es de tres años.

Aparte, este 2020 ya se ha hecho el proceso de selección de una plaza de técnico para el programa de comunicación y difusión del Museo del Barroco de Cataluña. Su contratación se prevé para el 2021. También se prevé para el 2021 el proceso de selección y la contratación de un técnico conservador para gestionar las colecciones del Museo.


Un Museo de referencia del arte barroco en Cataluña

La actuación global que se está haciendo en el antiguo Col·legi Sant Ignasi permitirá transformar el Museo Comarcal de Manresa, un gran equipamiento del siglo XVIII, en un museo de referencia del arte barroco en Cataluña.

Así, se está llevando a cabo un plan de rehabilitación integral del Museo y una mejora de su atractivo arquitectónico y museístico, para que acoja una importante colección de obras pictóricas y piezas escultóricas del arte barroco -época artística coetánea a la estancia de Sant Ignasi en Manresa y su posterior canonización- y se convierta en el museo referente del barroco en nuestro país: el Museo del barroco de Cataluña, además de ser el Centro de Acogida de Peregrinos.

Se trata de un proyecto de alcance nacional que cuenta con el apoyo del Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña, que en el plan de Museos de Cataluña aprobado en 2017 ya recogía la importancia de la colección barroca del Museo Comarcal y otorgaba al equipamiento manresano el papel referente nacional de este periodo artístico y cultural.

El proyecto prevé una inversión global de 4.397.949 euros (IVA incluido), de los que el fondo europeo FEDER financia 1.833.301,24, que es justo la mitad del presupuesto total menos el IVA. El Ayuntamiento, con recursos propios y con ayudas de otras administraciones, se hace cargo del resto.

Con el futuro Museo del Barroco de Cataluña, el Ayuntamiento de Manresa cumple tres objetivos: se gana un equipamiento cultural y patrimonial de primer orden en el país; se potencia la Manresa 2022, en el marco de la apuesta que la ciudad está haciendo para conmemorar el 500 aniversario de la estancia de Sant Ignasi en Manresa, y a la vez se aprovecha este proyecto para dotar la ciudad de una serie de actuaciones de mejora y transformaciones -del Museo y de todos sus entornos, como la nueva urbanización de la Vía San Íñigo- con el objetivo de revitalizar el Centro Histórico.



 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top