Seis camiones nuevos se incorporan a la recogida de residuos urbanos en el Ripollès

La flota ripollesa incorpora seis camiones nuevos con especificidades diferentes en función del servicio para el que han sido preparados. Por un lado, hay tres para el sistema de carga bilateral, que incorporan una caja compactadora con una grúa robotizada y tienen una capacidad de hasta 7,5 toneladas. Estos camiones permiten la descarga automatizada de los contenedores, por lo que los conductores no tienen que bajar del vehículo. Un sistema de sensores de alta precisión localiza el contenedor, ya sea a un lado como al otro del camión, el brazo robotizado la eleva hasta encima de la caja, lo coloca dentro y abre las compuertas inferiores para vaciarlo. A continuación, un mecanismo compacta los residuos que se han cargado. La misma caja sirve para todas las fracciones de la recogida selectiva de residuos: envases, papel y cartón, vidrio, orgánica y rechazo. Este es el sistema implantado en los municipios de Campdevànol, Gombrèn y Ripoll. Próximamente también se extenderá a Ribes de Freser. Una de las ventajas que aportan este nuevo material móvil de carga bilateral es una tecnología que permite saber en tiempo real los kilos recogidos con cada contenedor y registrar todo tipo de estadísticas. Esto facilita la evaluación y la mejora del servicio en todo momento.

Otro de los camiones incorporados es el que se utiliza para cargar los compactadores con que se recogen los residuos de los municipios de Campelles, Vallfogona de Ripollès, Molló y Ogassa. Este camión, además, mediante la grúa que incorpora, permite vaciar algunos contenedores de recogida selectiva que hay en el resto de la comarca.

En cuanto a los contenedores tradicionales de la fracción orgánica y el rechazo, los que tienen tapa, se recogen con dos camiones específicos: uno con capacidad para 7,5 toneladas para el rechazo y otro de 3,4 para la orgánica . Es este último camión el que también se utiliza para la modalidad de puerta a puerta que implantada en el municipio de San Juan de las Abadesas.

Los municipios de las Llosses, Llanars, Ogassa, Pardines, Planoles, Queralbs, Sant Pau de Segúries, Setcases, Toses, Vallfogona de Ripollès y Vilallonga de Ter aún disponen de contenedores de recogida selectiva con formato de iglú. Estos se vacían utilizando dos camiones del contrato anterior y que todavía tienen vida útil.

Este parque móvil queda complementado con una furgoneta, que permite hacer un servicio de apoyo y supervisión a la recogida, y el camión lavacontenedores. Este último comenzó a funcionar la semana pasada y es una de las mejoras aportadas por la empresa adjudicataria.

Los camiones incorporan un vinilage exterior con mensajes para implicar a los ripolleses y ripollesas en la necesidad de incrementar el porcentaje de la recogida selectiva. Todo ello, con el objetivo de aumentar el reciclaje y reducir los costes derivados de los cánones y penalizaciones con que se grava el tratamiento de la fracción de rechazo, la detección de residuos impropios arrojados a los contenedores equivocados y la entrada de basura en vertedero.




 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top