Terrassa ahorrará 1'7 millones al año cambiando el alumbrado público y generando energías renovables

El Ayuntamiento de Terrassa acaba de adjudicar el contrato de gestión de los servicios energéticos municipales, en el marco del proyecto Terrassa, Energía Inteligente (TEI). Este contrato, adjudicado a la empresa IMESAPI, hará posible un conjunto de actuaciones que permitirán ahorros sin precedentes en la ciudad: el consumo energético anual se reducirá en 17 millones de KWh, la factura eléctrica anual bajará 1,72 millones de euros y la emisión anual de CO2 será casi 6.000 Tm menor que hasta ahora.

El proyecto contempla una fuerte inversión inicial, aunque esta no irá a cargo del Consistorio. El contrato especifica que la empresa adjudicataria será quien asumirá esta inversión, valorada en más de 22 millones de euros, y tendrá un año para implantar todas las mejoras contempladas por el proyecto. A partir de ahí, y durante catorce años, el Ayuntamiento pagará a la empresa una parte de los ahorros generados, que variará en función del cumplimiento de los objetivos, de manera que la empresa recuperará la inversión en función de los ahorros que efectivamente genere. Durante estos 14 años, la misma empresa será la encargada del mantenimiento de la red, con costes muy inferiores a los actuales.

El proyecto TEI, uno de los que el Ayuntamiento de Terrassa desarrolla dentro de la estrategia smart city, consta de varias líneas de actuación, la mayoría de las cuales quedan recogidas en la licitación de la gestión de los servicios energéticos municipales:

• Sustitución de todo el alumbrado público por lámparas de LED e implantación de plataformas de gestión y monitorización del alumbrado.
• Renovación del sistema de iluminación interior a 87 edificios públicos.
• Avanzar en la generación de energía renovable y fotovoltaica.
• Extender la red informática municipal para mejorar la gestión de la electricidad y facilitar el desarrollo de otros proyectos smart city.
• Disponer de un sistema de información energético.
• Renovación de la flota municipal de autobuses con la compra de autobuses híbridos.

El proyecto que se acaba de licitar contempla la sustitución de cerca de 30.000 luminarias de la vía pública por otras nuevas, con tecnología LED, que aportarán gran calidad lumínica, más intensidad, menor consumo y máxima sostenibilidad. Además, se renovarán más de 400 cuadros de alumbrado y se implantarán plataformas de gestión y monitorización que aumentarán la capacidad de detección de problemas en la red y minimizarán el tiempo necesario para resolver las incidencias.

Además de la importante reducción en el consumo energético, el nuevo alumbrado comportará también otras ventajas, como la mejora de la seguridad, aumentando la visibilidad nocturna, o la reducción de la contaminación lumínica en la periferia de la ciudad, donde se instalará luz de temperatura más cálida, más respetuosa con el medio natural.

En cuanto a los edificios, el proyecto abarca 87 equipamientos municipales o de gestión municipal, incluidas todas las escuelas de primaria (que son de la Generalitat pero mantiene el Ayuntamiento), y numerosos equipamientos administrativos, culturales, deportivos y sociales. En estos espacios se priorizará la sustitución de las luminarias más utilizadas y se instalarán sistemas LED. Por otra parte, se instalarán baterías de condensadores en los edificios donde, por sus características, la inversión reporte ahorros que la justifiquen.

La otra gran línea de actuación prevista en el contrato es la instalación de plantas de generación de energía fotovoltaica para el autoconsumo de los edificios de perfil energético más adecuado para el aprovechamiento de la energía solar. Así, se dotará de estas instalaciones un total de 15 edificios, entre escuelas, bibliotecas, equipamientos cívicos, teatros, edificios administrativos y el complejo funerario municipal.

Para llegar a un proyecto que determinara las actuaciones a llevar a cabo, el Ayuntamiento de Terrassa encargó en 2015 un estudio inicial, subvencionado por el Fondo Europeo de Eficiencia Energética con 623.000 €, que incluyó un exhaustivo inventario y auditorías de los puntos de luz, el estudio económico de la renovación del alumbrado, la auditoría de la eficiencia energética de los edificios y estudios sobre implantación de energías renovables. Todos estos estudios confirmaron la viabilidad del cambio de modelo e indicaron la conveniencia de las inversiones. También durante esta fase inicial, el Ayuntamiento se dotó de un sistema de información energética que permite ajustar la potencia contratada a la realmente necesaria en cada caso y unificar las acometidas energéticas de los equipamientos y cuadros de control del alumbrado, entre otras mejoras. De esta forma se puede ajustar el gasto al consumo, medir los ahorros generados y controlar cualquier anormalidad de la facturación.

Finalmente, el contrato con IMESAPI incluye también la instalación de 40 cuadros de fibra óptica que permitirán extender la red informática municipal para construir una infraestructura troncal que preparará la ciudad para el Internet de las Cosas (IOT) y será capital para el desarrollo de futuros proyectos de la estrategia smart city.

Aparte de las líneas de actuación recogidas en el contrato de gestión de los servicios energéticos municipales, el proyecto TEI incluye también mejoras en la flota de autobuses para reducir las emisiones y mejorar la eficiencia energética. Esta línea es, precisamente, la que ha avanzado más hasta ahora. En julio de 2017 entraron en servicio los primeros cinco autobuses híbridos en la ciudad y en febrero pasado el Pleno aprobó la compra de diez más, que entrarán en servicio en los próximos meses.
 

volver al listado de noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top